Leyendas de Oaxaca Cortas

La región de Oaxaca posee una cultura popular de gran imaginación la cual ha permitido crear los relatos y leyendas cortas más sorprendentes, cuya difusión se ha mantenido por generaciones narrando los hechos más sorprendentes de la región.

¿Cuales son las mejores leyendas de Oaxaca?

Oaxaca es un estado mexicano que se caracteriza por tener una riqueza topográfica hermosa, la cual sirve como escenario para el desarrollo de historias místicas que mezclan la realidad y la fantasía.

La princesa Donají

La Princesa Donaji
La Princesa Donají

Cuenta la leyenda que en Zaachila nació una princesa llamada Donají, la niña creció llena de amor y cariño, era una época de guerra entre los zapotecas y mixtecos, un día la princesa iba caminando por un sendero y encontró herido al príncipe mixteco de nombre Nucano.

A pesar de ser un rival, lo llevo a su habitación para cuidarlo y curarlo de sus graves heridas, el amor fue creciendo poco a poco entre ambos príncipes, la guerra continuo hasta que ganaron los mixtecos, quienes exigieron la entrega de Donají para el príncipe Nucano.

Donají temía por la seguridad de su pueblo y a pesar del gran amor que sentía por Nucano, le pidió a su padre que la rescatara, cuando el padre acudió al rescate se perdieron muchas vidas mixtecas y en venganza mataron a Donají.

El cuerpo de Donají fue encontrado por un pastor en la orilla del río Atoyac, su cuerpo inerte estaba intacto y en su oreja creció una flor de lirio que nunca se marchitó, símbolo del amor de la princesa por su pueblo.

Leyenda del cerro de la vieja

Leyenda corta de Oaxaca El cerro de la Vieja
Leyenda corta de Oaxaca El cerro de la Vieja

Antes de fundar el pueblo de San Pedro Mixtepec, el territorio era usado para cazar, un día unos cazadores se encontraron una piedra gigante donde estaba dibujada la silueta de una indígena hermosa de cabello trenzado.

Junto a la piedra encontraron una gran cantidad de plomo, el cual se repartieron admirando el dibujo, se corrió la voz entre los pobladores de el suceso, por lo que muchos se acercaron al cerro en la búsqueda del tesoro y la pintura.

Sin embargo, no todos lograban admirar la silueta de la india en la roca, con el correr de los dias se dieron cuenta que las personas que acudían al cerro desaparecían, si al cerro subían cuatro personas solo bajaban dos.

En el cerro se escuchaban los gritos aterradores de los hombres que jamas volvieron a sus hogares, cuenta la leyenda que quienes se encontraban con la figura eran perseguidos por ella, hasta adentrarlos y perderlos en el bosque.

La Matlazihua

Leyendas de Oaxaca Cortas: Matlazihua
Leyendas de Oaxaca Cortas: Matlazihua

La leyenda narra la historia de un hombre que desapareció al toparse con una mujer hermosa de abundante cabellera, vestida de blanco que aparece a media noche por las solitarias calles Oaxaca.

La mujer se le aparece a los hombres que vagan por las calles empedradas de los pueblos de Mihuatlán o Santa Maria, con un andar seductor se hace irresistible a los hombres seguirla, para luego desaparecerlos o matarlos.

Leyenda del cerro gordo

Se dice que un hombre junto a unos amigos salieron a acampar en las adyacencias del cerro el gordo, acompañado de su mascota, sin embargo, sus amigos se regresaron porque habían olvidado unos implementos para acampar.

Una tormenta comenzó a caer y el hombre junto a su perro se resguardaron en una cueva, el perro no entro en la cueva, cuando los amigos regresaron vieron al perro ladrando hacia la cueva sin entrar, pero no encontraron a su amigo.

Al ingresar a la cueva encontraron sus perteneciencias pero no había rastros del hombre, durante las noches se escucha ladrar a un perro cerca de la cueva, dicen que se trata del espíritu del perro en la búsqueda de su amo.

La muñeca de porcelana

Hace años un anciano muy poderoso y rico vivía con su nieta, la cual amaba con todo su corazón, el anciano comenzó a sentirse indispuesto por lo que decidió acudir al médico, el cual le diagnosticó cáncer augurándole pocos meses de vida.

El anciano hizo los preparativos para su muerte, incluyendo la elaboración de un testamento, al fallecer el señor los familiares acudieron a la lectura del testamento, en el cual le dejaba a su nieta una muñeca de porcelana.

La nieta furiosa porque otros recibían carros, joyas y propiedades, agarro la muñeca y se retiró, antes de irse a dormir lanzó por la ventana la muñeca, salio de la habitación y al regresar encontró la muñeca junto a una nota “esta es tu herencia”.

La niña atropellada

Narra la leyenda que una niña caminaba a la farmacia para comprar medicamentos aproximadamente a las 2 am, teniendo cuidado en cada cruce de las carreteras, un coche a alta velocidad en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera, la golpeo hiriéndola de muerte.

El irresponsable conductor no la socorrió y la pequeña murió sola agonizando, desde entonces el espanto de la niña se le aparece a los conductores que transitan a altas velocidades por el cruce exactamente a las 2 am, haciéndoles perder el control del vehículo cuando tratan de esquivarla.

Causándole graves heridas a los conductores tras volcar su vehículo, para que mueran solos y agonizando como ella, quienes han sobrevivido a los accidentes narran que una niña se les atraviesa frente al vehículo justo en el cruce desapareciendo entre la noche sombría.

El templo inconcluso

Fray Domingo de Aguiñaga estaba obsesionado por la construcción de un templo, sin saber como le haría, un día un hombre alto y bien vestido, bajo de un carruaje negro, con caballos negros y de mirada misteriosa deteniéndose frente al convento.

Solicitando hablar con Fray Domingo, el cual le recibió en su despacho, hablaron por horas, el hombre se retiró sin mediar palabras se marchándose en su carruaje, los novicios le preguntaron al Fray sobre la extraña visita.

Solo les dijo esta noche quédense en sus habitaciones, pase lo que pase no salgan de ellas, los novicios asustados obedecieron al Fray, a la media noche escucharon la llegada de varios carruajes de los cuales salían sombras, que lanzaban maldiciones mientras construían el templo.

Antes de colocar la última loza del templo se escucho el canto de un gallo, posteriormente se escucho un lamento escalofriante, que retiró las sombras del lugar apresuradamente, dejando sin terminar el templo.

Con el tiempo enfermó y en su lecho de muerte sus compañeros le preguntaron sobre aquella noche sombría, les dijo que el visitante era el diablo ofreciéndole construir el templo antes del canto del gallo, a cambio de las almas de los monjes del convento.

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar