Lamento y dolor en la leyenda de La Llorona

La llorona es una de las historias más conocidas de la cultura hispanoamericana, según dicen se originó en México en la época prehispánica cuando llegaron los españoles. Acompáñanos a conocer todo sobre la leyenda de la llorona corta.

Orígenes de La Llorona

La leyenda de La llorona es un clásico de todos los tiempos, es una historia que ha alcanzado gran fama y que le ha dado la vuelta al mundo, al punto de que hasta producciones cinematográficas se han realizado sobre ella como “La Llorona” y “La maldición de La Llorona”. 

Investigadores señalan que La Llorona era la antigua diosa Cihuacóatl. Mientras que el historiador mexicano Efraín Franco Frías afirma que sus orígenes se remontan al año 1521, cuando una indígena llamada Malinche, se convierte en amante del conquistador Hernán Cortés.

Asimismo existen otras versiones como que es una mujer de gran belleza que vivió en la época colonial de México, y pese a que cada historia cuenta los hechos de forma distintas, todos coinciden en que el llanto de ese personaje se debe a la pena por la pérdida de sus hijos.

Leyenda de La Llorona

Cuenta la leyenda que existió una mujer de origen indígena que se enamoró perdidamente de un conquistador español, con quien tuvo un romance secreto, del cual posteriormente nacieron tres niños, a los cuales la madre cuidó con mucha dedicación.

Conforme iban pasando los años la mujer y los niños demandaban mayor atención del padre, quien se negaba a comprometerse por temor al rechazo de la sociedad por el origen indígena de ella.

Cansado de la insistencia de la mujer y sin saber que otra excusa inventar, el hombre decidió comprometerse con una española de clase alta. La mujer indígena se enteró del engaño del padre de sus hijos y entró en una profunda tristeza, en medio de la desesperación llevó a los niños al río y los ahogó y luego ella también se quitó la vida.

Desde esa noche, se dice que se oyen los llantos de dolor, muchos afirman que la han visto y la describen como una mujer delgada, con vestimenta blanca, que recorre las calles, entre otros espacios clamando por sus hijos, se dice que su alma no ha podido descansar por la culpa de haber asesinado a sus pequeños.

Leyenda de La Llorona corta para niños

Cuenta la leyenda que hace muchos años vivió una mujer junto a sus tres hijos, y aunque les hacía falta la presencia del padre vivían en un hogar feliz. De pronto un día apareció ese hombre nuevamente en sus vidas, queriendo regresar después de muchos años de abandono.

La madre y los pequeños estaban aterrados, ya que él era una persona de muy mal carácter que los maltrataba física y verbalmente. Los niños se escondieron, mientras que la madre se enfrentó al malvado hombre, quien no dudó en propinarle un fuerte golpe que la dejó desmayada por varias horas.

Cuando la mujer despertó, de inmediato buscó a sus hijos por toda la casa, pero ellos no estaban. Salió desesperadamente a recorrer las calles con el firme propósito de encontrarlos, lloraba sin consuelo y gritaba el nombre de sus niños, así fueron pasando los días, meses y años.

Hasta que la madre murió de sufrimiento porque más nunca los volvió a ver. Desde el día de su muerte, su espíritu no ha podido descansar y todas las noches se le escucha llorar y lamentarse por las calles buscando a sus hijos.

Otras versiones de la leyenda de la Llorona

Aunque la leyenda inició en México, en distintas partes del mundo hay versiones muy similares. En Colombia la Llorona flota por los bosques y campos cerca de los ríos y lagunas, en sus brazos lleva un niños muerto.

En Ecuador hay una historia muy parecida, solo que la mujer ahoga a un bebé y luego lo encuentra sin un dedo, y se dice que la mujer corta el dedo meñique a todo aquel que se cruce en su camino.

Mientras que en Chile este personaje es conocido como la Pucullén, quien sufre porque le arrebataron a su hijo, se dice que solo la ven aquellas personas que están próximas a fallecer.

Por su parte en Panamá se conoce como la Tepesa o Tulevieja. En Argentina, Costa Rica, Uruguay, Honduras y Venezuela la leyenda es prácticamente idéntica a la mexicana. La premisa en otros países es la misma, una mujer que llora y se lamenta por sus hijos.

Más sobre La Llorona

Las personas en los pueblos creen que el momento en el que suele aparecer esta mujer  vestida de blanco, con el rostro tapado por un velo, es justo al llegar las 12 de la medianoche.

Muchos de los que aseguran haberla visto cuentan que La Llorona recorre todas las calles de la ciudad, deambula por cada rincón con dirección de oeste hacia el norte, algunos dice que camina, mientras otros aseveran que este aterrador personaje flota.

En lo que sí coinciden todas las distintas versiones de la leyenda de La Llorona es sobre los llantos y en especial la frase que expresa, la cual dice: ¡Ay, mis hijos!. Además quienes se han encontrado con ella dicen, que si se escucha muy cerca es porque en realidad está lejos, pero que si se oye lejos es porque se encuentra justo al lado.

Debido a la relevancia de esta historia que ha pasado de una generación a otra, en octubre de 2013, la leyenda de La Llorona fue declarada de forma unánime Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, desde hace unos años llamada Ciudad de México.

En definitiva la leyenda de La Llorona corta es una de las más conocidas en todo el mundo, y aunque la historia es contada con distintas variantes de acuerdo al lugar, en esencia esta mujer que sufre por sus hijos y continúa asustando llenando de temor a todo aquel que corra con la mala suerte de escuchar sus lamentos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar