El hospital abandonado de Perrysburg en Nueva York

El hospital abandonado de Perrysburg en Nueva York

El pequeño pueblo de Perrysburg está en el estado de Nueva York, en Estados Unidos, y su Hospital abandonado para pacientes con tuberculosis JN Adams tiene una historia realmente interesante. Su planificación se inició en 1910, tras los exitosos experimentos del Dr. Alexander Spengler en el tratamiento de pacientes con tuberculosis en los Alpes suizos. El médico colocó a los pacientes en un entorno saludable y activo, y los resultados fueron (por el momento) alentadores. La ciencia médica tardará muchos años en descubrir estreptomicina (1946) y hasta entonces la mejor prevención para no contagiar a grandes sectores de la población con los pacientes con consumo era la cuarentena.

El sitio de Perrysburg fue seleccionado como el ideal para un hospital exclusivo para la tuberculosis, porque cumplía prácticamente con todos los requisitos ambientales como altitud, naturaleza del suelo, protección contra vientos fuertes, instalaciones ferroviarias, distancia considerable de la ciudad más cercana, suministro de agua, conexiones por carretera para llegar al hospital, tierras agrícolas para pastar y huertas para cultivar hortalizas. La altitud en particular fue sorprendentemente alta para esta parte del país, con 1.450 metros sobre el nivel del mar, y el denso bosque que lo rodea ofrecía una gran protección contra los elementos.

El arquitecto fue John Hopper Coxhead, quien incluyó algunas peculiaridades para ofrecer a los enfermos el máximo confort: grandes terrazas, puertas muy anchas para mover las camas, ventanas gigantes y mucha luz natural por todas partes. El hospital fue inaugurado el 13 de septiembre de 1912 con una gran ceremonia, y de inmediato comenzó a brindar atención y asilo a los enfermos de una de las mayores plagas de la humanidad. El lugar se convirtió más que un hospital en una comunidad real, donde las personas que se volvían peligrosas para la sociedad encontraban un lugar para vivir serenamente su malestar físico.

En 1960, sin embargo, el hospital se consideró completamente obsoleto, porque afortunadamente la tuberculosis se volvió tratable con medicamentos y el número de casos se redujo drásticamente en los Estados Unidos y el resto del mundo. Luego, JN Adam se transformó en un centro educativo para niños con discapacidad mental, que siguió funcionando hasta 1995, cuando una serie de leyes abolieron este tipo de asilo.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar