Conoce las más espeluznantes y sombrías leyendas de brujas cortas

Existen una gran variedad de mitos e historias de brujas alrededor del mundo, en las que siempre está presente ese aire misterioso, sombrío y enigmático, de estos seres con poderes mágicos. Así que descubre junto a nosotros las más escalofriantes leyendas de brujas cortas.

Leyendas Cortas de Brujas
Leyendas Cortas de Brujas

Las brujas de la Barroca

Hace mucho tiempo atrás, se encontraban en plena noche un grupo de brujas reunidas cantando y bailando por los vertientes de la Barroca, cuando un jorobado que andaba por la zona las vio y se escondió detrás de los árboles.

Las brujas seguían cantando: “lunes, martes, miércoles” y el jorobado se animó tanto con la canción que olvidó por completo que estaba escondido y completó diciendo “jueves, viernes, sábado”, en ese momento  ellas lo descubrieron pero no le hicieron ningún daño, más bien le agradecieron que les haya enseñado tres días más de la semana.

Como muestra de agradecimiento las brujas le quitaron la joroba al hombre, quien se fue muy contento en medio del camino se encontró a un amigo y le contó lo que había sucedido, éste quiso ver si él también podría beneficiarse de los favores de las brujas y partió a la Barroca.

El hombre llegó y las brujas se encontraban cantando, él sin pensarlo completó la canción pero mencionado el día domingo, desafortunadamente para él, las brujas odiaban el día domingo porque era el día del señor. Una de las agarró la joroba del otro hombre y se la colocaron a éste en el pecho y para siempre fue condenado a llevarla.

La bruja de la Huasteca

En el año 1877 un pueblo en Veracruz, México llamado Tepetzintla sufrió una epidemia de viruela, y decidieron quemarlo, quedando como única sobreviviente Marcelina Luis Morales, una mujer que muchos pensaban que era bruja.

Posteriormente se fundó el pueblo de Copaltitla en donde vivía aquella misteriosa mujer, de la cual habitantes del lugar decían que mantenía a su esposo junto a ella con brebajes y hechizos, ya que para los ojos de él era una mujer hermosa, cuando en realidad era una persona fea de piel blanca, con pronunciadas ojeras, de uñas sucias y escaso cabello.

En todo el pueblo, se llegaron a encontrar a varios bebés recién nacidos muertos, y según testigos el responsable de esos hechos era un ser alado muy parecido a Marcelina, quien tenía la capacidad de transformarse en un animal, en la ceremonia entraba en la hoguera y se desprendía de sus piernas.

Una noche el esposo de Marcelina regresaba a su casa, y encontró a su esposa en plena ceremonia de transformación y por primera vez vio su verdadero aspecto, molesto y dolido, decidió tomó las piernas de la mujer y las corto y enterró. Luego regresó a la casa y la quemó por completo.

Cuando la bruja Marcelina regresó, vio la casa envuelta en llamas, así como sus piernas, mientras amanecía comenzó a transformar recuperando su forma humana, pero por la falta de piernas, conservó el siniestro aspecto animal. Intentó pedirle ayuda a su esposo pero él la rechazó y se marchó, ella no aguantó el sufrimiento y posteriormente murió. Además se dice que su alma maldita vaga por los pueblos cercanos a Tepetzintla.

Las brujas del carro rojo

Otra de las leyendas de brujas cortas es la de las brujas del carro rojo, la cual cuenta que en la carretera con dirección de Ciudad de México a Cuernavaca, muchas personas han visto un vehículo de color rojo, en el cual viajan un grupo de mujeres hermosas.

Esas supuestas mujeres van muy sonrientes, alegres y destacan por que el automóvil va a gran velocidad, en algunas oportunidades viajan dos mujeres, otras veces tres y lo máximo que se han visto son cinco.

Se dice que solamente se les aparece a hombres, se les suelen acercar e invitarlos a seguir la fiesta en algún lugar, y que una vez que ellos caen se disponen a matarlos. De acuerdo a la leyenda varias personas han encontrado cuerpos de hombres sin vida en esa transitada vía.

Además se dice que todas sus víctimas aparecen con una marca peculiar en su piel, que se asemeja a un símbolo como si hubieran participado en una especie de ritual satánico. También se cree que el carro donde viajan las brujas es rojo por la sangre de todos los hombres que han asesinado.

Bruja entre humo
Bruja entre humo

Las brujas de Atlixco

Cada noche las madres del pueblo Atlixco rezaban con una gran fe para que las bolas de fuego que volaban cerca del cerrito de San Miguel desaparecieran, ya que decía que eran brujas. Se dice que esas mujeres desprendían sus piernas y se ponían las de un animal y luego volaban en las escobas, y que todas juntas formaban una bola de fuego.

Esas bolas de fuego atacaban por lo general a niños menores de cinco años, a las parejas enamoradas y a los borrachos del lugar, a quienes les chupaba la sangre. Los habitantes de Atlixco consternados cerraban las puertas de sus casas y colocaban tijeras cruzadas cerca de las entradas para espantarlas.

Estas brujas sentían fascinación por los niños menores de cinco años. Con el pasar de los años, esta leyenda ha pasado de una generación a otras y habitantes del pueblo mantienen que hasta ahora se ven las bolas de fuego cada noche bajar del cerrito.

La Leyenda de la bruja de San Bernardo

En el pueblo de San Bernardo vivía una extraña mujer llamada Sallani Mustari, que por tu comportamiento muchos pensaban que era una bruja. Varias personas del pueblo empezaron a desaparecer en extrañas circunstancias, lo que fue aumentando las sospechas de la gente.

Además muchos llegaron a ver que ella tenía un libro grande, un caldero y plantas extrañas. Varias personas del pueblo afirmaron que vieron como descuartizaba a niños y los arrojaba al caldero, al tiempo que mencionaba unas extrañas palabras.

Los habitantes del pueblo decidieron que se castigara a Sallani por cometer tantos crímenes, y fue el 31 de octubre de 1605 cuando mataron a la mujer, en la plaza frente a todos, la quemaron y arrojaron sus cenizas en la casa de ella, que también fue incendiada.

Y se dice que luego de ese día, las personas que habitaban el pueblo más nunca tuvieron paz, constantemente se escuchaban gritos, se construyó una casa en el terreno donde se encuentran las cenizas de la bruja, y que en el lugar de dejan de ocurrir eventos extraños.

Estas son solo algunas de las leyendas de brujas cortas que existen, esperamos que hayan sido de tu agrado, si deseas conocer más historias te invitamos a leer nuestras próximas publicaciones.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar